Milagros

(Le agradezco mucho a mi amiga Claudia quien tradujo este blog. Paz).

Esta mañana fui un rato al río –no estoy buscando a Chris, pero me siento más cerca de él cuando estoy allí – y me puse a pensar en todos los que estamos rezando por un milagro.

Y entonces se apoderó de mí la idea de que ya hay tantos milagros a nuestro alrededor. El Mississippi es un río vasto, atrevido y hermoso; pareciera que tratar de encontrar a Chris allí es como buscar una aguja en un pajar. La fe, la dedicación y el arduo trabajo del personal de rescate, que arriesga su vida para buscar al hijo de una persona que no conocen, eso es un milagro. Y cuando lo encuentren, como sea que lo encuentren, eso será un milagro también.

El amor y el apoyo de amigos y familiares los vivo igualmente como un milagro. El profundo dolor y tristeza que en este momento me invaden, lo siente toda nuestra familia, lo sienten también nuestros amigos más cercanos, nuestros colegas, nuestras iglesias y nuestros amigos de todo el mundo, incluso personas que ni siquiera conocemos, pero que perciben el amor de una madre y una familia, así como aquéllos que han perdido a un hijo y comparten conmigo la gracia, el valor y la fuerza para caminar junto a mí. Estos son todos milagros.

Mickayla, la amiga de Chris, me recordó que la parábola que más le gusta a Chris es la de Jesús calmando la tempestad, pues es la que le contó a su papá cuando sufrió un derrame cerebral masivo y no sabíamos si sobreviviría. Chris le dijo que, sin importar lo que sucediera, Jesús siempre estaría con él, que nunca estaría solo, aunque a veces así se sintiera. Algunos de los amigos de Chris son religiosos, otros no, pero muchos tienen ahora un tatuaje que Chris quería hacerse, de un bote, y hay quienes le han agregado la frase “No estás solo”, pues eso es lo que esta parábola significa para Chris. Y el hecho de habérsela contado a tantos de sus amigos, de haber compartido su fe con ellos, es un milagro también.

Además estaba pensando en nuestras oraciones de hoy en Tapestry (aunque son otros quienes las dirigen, yo por supuesto me encargo de la logística), y me di cuenta de que la foto que elegí para publicar después del Domingo de Pascua es la foto del pan y el vino, y que los vasos que usamos son los que hizo Chris en su clase de cerámica en la secundaria. Estaba tan orgulloso de su obra, tal como lo estoy yo. Y compartimos el amor y el perdón de Jesús cada semana con estos hermosos vasos que surgieron de las manos de Chris. Y eso es un milagro.

Asimismo pienso en Tapestry, mi congregación. Pienso en Martha, que ha estado cocinando con nosotros y para nosotros durante los últimos dos años, y que a menudo prepara comida para mi familia y se asegura siempre de tener algo vegetariano y salsas para Chris. Y a él le encanta su comida, especialmente los chilaquiles. Y Evelia me recordó que Chris nos contó que, cuando sale con alguien, siempre van a Adelita’s a comer comida mexicana. Y Sarah escribió un poema y Linda está siempre presente cuando la necesito, y Josue, y tantos otros… Todos me acompañan en este camino y sé que sus corazones también están rotos. Han conocido a Chris y lo quieren, así como yo quiero a sus hijos. Hemos caminado juntos en esta pequeña pero importante iglesia por poco más de dos años y estamos construyendo puentes y cruzándolos con personas muy distintas entre sí. Y eso también es un milagro.

Mientras continúas rezando por milagros, no olvides que muchos han ocurrido ya. Y continúan ocurriendo. No estás solo.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:7

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s